Argentina y Pakistán, 70 años de relaciones desde la mirada del Embajador

El Embajador de Pakistán, Muhammad Khalid Ejaz, recibió a Imagen Diplomática para dialogar sobre el escenario bilateral con Argentina, ante un nuevo aniversario de las relaciones entre los países.

Pakistán cuenta con 220 millones de habitantes y es una de las economías de más rápido crecimiento a nivel mundial. Su ubicación central en Asia junto con su puerto de aguas profundas, hacen de este país un punto estratégico productivo, económico y cultural.

En 1951 se establecieron formalmente los vínculos con nuestro país. La relación se ha fortalecido en los últimos años dando lugar a numerosos acuerdos comerciales y de cooperación. En el marco del 70° aniversario de relaciones bilaterales, la Embajada de la República Islámica Pakistán tiene previstos una serie de eventos. Entre ellos, podemos destacar el 3° Encuentro Pak-Argentina, durante el cual se lograron acuerdos y resoluciones para incrementar el comercio y la inversión bilateral, el establecimiento de un consejo empresarial, memorandos de entendimiento sobre comercio, productos farmacéuticos, agricultura y ciencia y tecnología.

En primicia para Imagen Diplomática el Sr. Embajador Muhammad Khalid Ejaz cuenta, en esta entrevista exclusiva, su opinión sobre la situación actual.

A 70 años del inicio de relaciones diplomáticas entre nuestras naciones, en octubre del año pasado, por sistema de videoconferencia, Argentina y Pakistán celebraron la IV Reunión de Consultas Políticas, con el objetivo principal de profundizar la cooperación entre ambos países y afianzar las relaciones bilaterales. ¿Qué apreciación tiene de aquella reunión? ¿Cuál es el marco de referencia para fortalecer la cooperación bilateral?

Pakistán y Argentina establecieron relaciones diplomáticas hace 70 años. Que Pakistán y Argentina comparten una visión del mundo y una perspectiva común sobre cuestiones de interés global es motivo de gran satisfacción. Nuestros dos países creen que un orden multilateral con la ONU en su centro, lo cual sigue siendo indispensable para abordar la miríada de retos complejos e interconectados a los que se enfrenta la comunidad internacional. El brote de Covid-19 es un duro recordatorio de este imperativo.

En octubre de 2020, se celebró la IV Reunión de Consultas Políticas Bilateral (CPB) tras un vacío de casi seis años. Además, los recientes contactos a través del intercambio de cartas a nivel de liderazgo y la celebración de la reunión de la Comisión Mixta muestran que las relaciones bilaterales entre Pakistán y Argentina están en una trayectoria ascendente.

Embajador de Pakistán, Muhammad Khalid Ejaz

La celebración de las reuniones durante la pandemia a través de una plataforma virtual manifiesta la seriedad y la intención de ambas naciones de profundizar aún más su relación. La reunión nos proporcionó una hoja de ruta para el fortalecimiento y la diversificación de nuestras relaciones bilaterales no sólo en el frente político, sino también en las áreas del ámbito económico, social y cultural.

La otra parte fue informada de la situación de los derechos humanos en la zona de Jammu y Cachemira ocupada ilegalmente por la India y del apoyo moral y político de principios de Pakistán a los cachemires.

En el frente económico, ambas partes subrayaron la necesidad de mejorar el compromiso para promover el comercio y la inversión bilaterales. Se acordó que hay un enorme margen para mejorar el acceso al mercado de sus productos.

También se discutieron los medios para aprender de la experiencia y la base de conocimientos de cada uno. En el sector de la salud, se acordó formular un mecanismo de cooperación bilateral entre la Autoridad Reguladora de Medicamentos de Pakistán (DRAP) y Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina (ANMAT) y entintar un MOU al respecto.

De hecho, las consultas políticas bilaterales han tenido muchos resultados positivos, ya que han abierto nuevas perspectivas de compromiso entre ambas partes. Luego de la propuesta de Pakistán, la parte argentina aceptó celebrar la tercera reunión de la Comisión Mixta a través de una plataforma virtual en el primer semestre de 2021, lo que creó una gran oportunidad para los dos países.

Como resultado de la III Reunión de la Comisión Mixta de Cooperación Económica, Pakistán y Argentina han decidido formar Comités de Trabajo Conjunto (JWG) en varios sectores industriales, así como también se ha decidido desarrollar un Consejo Empresarial Conjunto para servir de enlace entre empresas de ambos países. ¿Cuál es su visión respecto de la posibilidad de afianzar y crecer en el intercambio comercial y en otros aspectos de los compromisos asumidos?

Como lo he comentado anteriormente, el acuerdo de organizar la tercera reunión de la Comisión Mixta Pakistán-Argentina fue una de las decisiones más significativas de la reunión de Consultas Políticas Bilaterales. La reunión de la Comisión Mixta ha vislumbrado, en efecto, nuevas perspectivas de cooperación entre ambas naciones. Más de diez ministerios, departamentos y organismos reguladores de cada parte participaron en la reunión, que duró dos días. Se deliberó sobre un amplio espectro de temas, desde el comercio y la inversión hasta la cooperación en materia de forestación, agricultura, salud y turismo.

La reunión a nivel técnico brindó la oportunidad de conocer las áreas de experiencia de cada uno y los medios para aprender de los demás. Se acordó acelerar la finalización de los memorandos de entendimiento en materia de promoción comercial, inversión, agricultura, ciencia y tecnología, forestación, asuntos marítimos, sector farmacéutico y turismo.

Las dos partes acordaron establecer grupos de trabajo conjuntos para la aplicación de las decisiones de la Comisión Mixta.

Debido a diversas barreras arancelarias y no arancelarias, el verdadero potencial del comercio bilateral aún no se ha podido materializar.

Las exportaciones de Pakistán a Argentina consisten principalmente en productos textiles, artículos deportivos predominantemente de fútbol, sal rosa, instrumentos quirúrgicos, etc. Mientras que las exportaciones argentinas son de soja y sus derivados, además de algodón, garbanzos, productos de acero, etc. Debido a diversas barreras arancelarias y no arancelarias, el verdadero potencial del comercio bilateral aún no se ha podido materializar.

En resumen, la reunión de la Comisión Mixta ha proporcionado una dirección clara a ambos países. Confío en que la mejora de la cooperación bilateral, a pesar de los obstáculos y las dificultades actuales, se traduzca en resultados mutuamente beneficiosos.

En octubre de 2020, con el título de “Pakistán, perspectivas”, se llevó a cabo un Seminario organizado conjuntamente por Comité de Asuntos Asiáticos del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) y la Embajada de la República Islámica de Pakistán en la República Argentina, en el marco del acuerdo firmado entre el CARI y el Instituto de Estudios Estratégicos, Islamabad/ISSI.

De entre las conclusiones a las que se llegaron: el problema de las deudas externas de los países en vías de desarrollo, sumado a la crisis de la pandemia por Covid 19, fue de lo más destacado y notorio en aquella reunión: ¿Cuál es la situación actual por la que atraviesa vuestro país en este momento con respecto a su deuda? ¿Qué perspectiva en común, con Argentina y otros países endeudados, cree usted que puede ser el eje de políticas internacionales conjuntas, ante un problema que se ha vuelto crucial en el contexto global?

La deuda externa total de Pakistán procedente de todas las fuentes se situó en 106.310 millones de dólares a 31 de marzo de 2021, siendo los préstamos del FMI de 7.630 millones de dólares. Pakistán tuvo que pagar 7.000 millones de dólares por el servicio de la deuda durante la primera mitad del año fiscal 2020-21. La gravedad de la carga de la deuda puede medirse por el hecho de que el gasto del servicio de la deuda fue el mayor gasto en la cuenta del Gobierno en el presupuesto de 2020-21.

En 2020, el Primer Ministro Imran Khan había escrito una carta dirigida al Presidente Alberto Fernández sobre la “Iniciativa Global para el Alivio de la Deuda” lanzada por el primero, a raíz de la COVID-19. La carta detallaba la necesidad de un esfuerzo global coordinado para mejorar la capacidad fiscal de las naciones en desarrollo para combatir las implicaciones económicas de la pandemia. El Primer Ministro Imran Khan expresó su esperanza de que los valores compartidos por ambas naciones en esta materia conduzcan a un mecanismo constructivo para alcanzar estos objetivos.

El Presidente Fernández respondió afirmando que “la magnitud de la crisis actual abre una oportunidad para la creación de nuevas estructuras y herramientas de cooperación al desarrollo más estratégicas y focalizadas, pero también más flexibles y cercanas a los beneficiarios en sus decisiones operativas”.

Los debates en el CARI fueron muy perspicaces y beneficiosos. Espero que los líderes internacionales sigan trabajando juntos para encontrar formas de abordar niveles de deuda sostenibles. La crisis actual, aunque dolorosa, nos ha ayudado a despertar de un largo letargo de ideas durante el cual el mundo se volvió más excluyente. Los líderes del mundo deben mostrar creatividad y coraje para tratar los problemas de la deuda.

Traducción al español y edición: Lumina Hóneker

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *