Cinco años de éxito en el diálogo intercultural y religioso, y en acciones de solidaridad

Gustavo Guillermé, fundador y Presidente del Congreso Mundial “Una Senda Hacia la Paz” recorre los primeros años de este ambicioso proyecto. “Queríamos que nuestro congreso sea federal y lo logramos”, dice.

-Este año el congreso que fundaste cumple cinco años, fue un gran desafío lograr unir a las religiones y sus líderes.

-Fue y es un gran y hermoso desafío, son muchos los proyectos, las ideas y los objetivos que surgen a diario y que gracias a Dios, la mayoría los hemos logrado. Cuando me propuse crear este congreso, supe desde el comienzo que no quería ser un congreso más, donde la gente se reúne a escuchar a los disertantes y ahí termina todo.

Desde el primer día quise un congreso activo e inteligente, que venga a crear nuevos proyectos, a realizar hechos concretos, y en lo posible, cambios positivos para la sociedad. Gracias a esta premisa logré el apoyo de los máximos líderes religiosos y que aceptaran ser Presidentes Honorarios del Congreso.

-¿Nos podrías contar sobre algunos de esos proyectos?

-En primer lugar queríamos que nuestro congreso sea federal y lo logramos, desde el primer congreso en 2016 que se transmitió vía streaming, con 24 sedes una por cada ciudad capital de las provincias de Argentina. Lo que sucedía en el congreso, se veía en vivo y en directo en las 24 sedes virtuales y también desde cualquier parte del mundo vía web (cuatro años antes de la pandemia, fuimos unos visionarios de lo que se vendría, hoy todo es vía zoom). Eso se logró gracias a la generosidad del Presidente de Área Sudamérica en 2016 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Élder José A. Teixeira, quien nos honró siendo Presidente Honorario del Congreso y que a su vez me honra hoy con su amistad.

Congreso Mundial “Una Senda Hacia la Paz”

Él generosamente cedió las sedes virtuales (las Estacas Virtuales de su Iglesia) y se hizo cargo del costo del streaming; con eso logramos que el congreso cuente con el Beneplácito de Su Santidad Papa Francisco. Otros de los proyectos que logramos en conjunto con el Presidente de la Empresa MEDITAR, el Lic. Erwin Padinger, fue la creación del Comité Nacional de Bioética (CONABI), y que tenemos el honor de contar al frente del comité con dos eminencias en la materia (y dos grandes amigos) S.E.R. Monseñor Alberto Bochatey y el Rabino Fishel Szlajen, ambos miembros de la Academia Pontificia para la Vida del Vaticano, nombrados en el cargo por Su Santidad Papa Francisco.

Y también otras pequeñas cosas que fuimos logrando en varias provincias del interior del país, estamos trabajando muy fuerte y a paso firme en nuestro último objetivo el “Proyecto Integrador Bioma Gran Chaco Americano 2020-2050 de Sustentabilidad, Educación y Salud” que será presentado este año en nuestro congreso en el mes de noviembre en la Provincia de Tucumán. Es un proyecto basado en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, también fue presentado en el Vaticano a los responsables en estos temas.

-Hablando de los Presidentes Honorarios, lograste el apoyo de muchas personalidades religiosas y un gran equipo humano que trabaja para el congreso.  

-Sí gracias a Dios, logré que acompañaran el congreso los principales líderes religiosos de Argentina, que si me permites me gustaría nombrarlos, ya que el éxito del congreso son ellos, que nos enriquecen con su sabiduría, hombría de bien, lucidez intelectual, académica y pastoral, los Presidentes Honorarios del Congreso son S.E.R. Monseñor Oscar Vicente Ojea, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina CEA y Obispo de la Diócesis de San Isidro; Rabino Isaac Sacca, Gran Rabino Sefardí de Buenos Aires, Fundador y Presidente de MENORA Organización Mundial para la Juventud; S.E.R. Mons. Iosif Bosch, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Exarca de Sudamérica; S.E.R. Mons. Crisóstomo Juan Gassali, Arzobispo y Vicario Patriarcal para la República Argentina de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquia; S.E.R. Monseñor Juan Habib Chamieh, Obispo de la Iglesia Católica Oriental Maronita de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay; S.E.R. Arzobispo Kissag Mouradián, Primado de la Iglesia Apostólica Armenia; Imán Marwan Gill, Presidente de la Comunidad Musulmana Ahmadia en Argentina; Élder Benjamín De Hoyos, Presidente del Área Sud América de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; Pastora Laura Gómez, Pastora de la Iglesia Bautista, integrante de la Mesa Directiva de ACIERA, Fundadora y Directora de la Fundación Elegí Sonreír; Prof. Gustavo Libardi, Presidente de la Iglesia Scientology de Argentina; Ing. Sohrab Yazdani, Miembro de la Comunidad BAHAI y Fundador de Green Building Council Argentina y del Centro Educacional para la Paz; Ram Krishan Singh Khalsa, Gurdwara Guru Ram Das Ji de la Comunidad Sikh; y por último si me permites nombrar a tres personas del Consejo Ejecutivo del Congreso, que son la pieza clave del éxito que vemos en cada uno de nuestros eventos; mi querida amiga, hermana de la vida y consejera Ana Ringler y los queridos amigos José Garay y Pablo Fichera de la Productora Promoaccion Argentina, mis aplausos son para ellos, el éxito es gracias a ellos.

-En 2018 realizaste un fructífero viaje y te reuniste con tres máximos líderes religiosos a nivel mundial, Su Santidad Papa Francisco, Su Santidad Bartolomé I y con el Presidente Russell M. Nelson.

-Con Su Santidad el Papa Francisco, tuve el honor de hablar en cinco oportunidades con él como Papa; en tres de ellas para entregarle las conclusiones de nuestros congresos que reúne cada año a diplomáticos, académicos, políticos, sindicalistas, religiosos y ex mandatarios latinoamericanos, para construir una agenda de diálogo con eje en Argentina y la Región. En una de estas visitas al Vaticano, tuve el placer de hablar, escuchar e intercambiar ideas con Su Eminencia Reverendísima Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de la Santa Sede, un hombre de una calidez humana muy pocas veces vista, un verdadero hombre de bien. En la Ciudad de Estambul, mantuve una audiencia privada con Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé I, de la Iglesia Ortodoxa Griega de Constantinopla; durante la cordial recepción pudimos hablar sobre el proyecto de la Organización Internacional de Integración al Refugiado (OIIR), proyecto de mi autoría y de los nuevos proyectos del “IV Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso -Mensajes y Oración por la Paz Mundial-”; también hablamos sobre su mirada en temas ecológicos. No nos olvidemos que Su Santidad Bartolomé I, es una de las 100 personas más influyentes del mundo, por “definir el ecologismo como una responsabilidad espiritual” y principal líder espiritual del mundo cristiano ortodoxo.

Me encontré con un hombre, humilde, sabio y de una humanidad extrema de amor por el prójimo”. En Salt Lake City, tuve el honor de poder saludar, hablar y estrechar la mano del Profeta Russell M. Nelson, líder mundial de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, hablé y le comenté que estaba maravillado “del extraordinario trabajo humanitario que realizan a nivel mundial, de la ayuda a los refugiados”.

Y le propuse mi intención de volver a Salt Lake City, acompañado de distintas autoridades religiosas de Argentina y algunos gobernadores o vicegobernadores de nuestras provincias para visitar su Centro de Ayuda Humanitaria Mundial, lugar que me dejo realmente impresionado del trabajo que realizan en EE.UU. y a nivel mundial; solo ver la ayuda humanitaria del 2017 en cifras: huertas para 500.000 familias, agua potable para 400.000 familias, miles de operaciones de niños y solo nombro tres cosas, realmente un trabajo y con una profesionalidad muy pocas veces visto. Al estar con el Profeta Russell M. Nelson, sentí que me encontré con un hombre llamado por Dios, un hombre dedicado a su rebaño, un hombre sabio, un hombre que predica con su palabra y sus actos, un verdadero hombre enviado por Dios a la Tierra.

 -¿Qué opinión tienes o qué piensas de lo que está pasando en este preciso momento en Medio Oriente entre Israel y Palestina?

-Como tú sabes en julio de 2019 viajé a Israel para cerrar las fechas, ya que en 2020 íbamos a realizar nuestro congreso en Haifa (y que debido al Covid-19 tuvimos que suspender) pero ahora estamos trabajando en cerrar nuevas fechas para realizarlo en tres ciudades de Israel: Haifa, Nazaret y Jerusalén. En aquel entonces estuve durante veinte días y quedé admirado de lo que logró el pueblo y el Estado de Israel en tan solo setenta y tres años, de cómo lograron hacer de un desierto un verdadero vergel, de cómo lograron transformarse en una potencia, de ser números uno en tecnología, en medicina y en desarrollo de software.

Hoy la mayoría (por no decir todas) de las aplicaciones de los celulares son gracias a tecnología y capacidad humana Israelí, y podría seguir hablando tres horas más y seguro me olvidaré de algo que se utiliza en el mundo gracias a tecnología Israelí… La respuesta a ese éxito tiene nombre y apellido: “Inversión en Educación”. Eso se logra cuando todos los gobiernos que pasaron desde su fundación en 1947 trabajaron en un solo objetivo, darles a sus ciudadanos, educación, salud, seguridad, y bienestar para su pueblo.

Volviendo al tema de la paz en Medio Oriente, Israel tiene todo el derecho a defenderse de los ataques terroristas, tiene derecho de hacer todo a su alcance para que su pueblo pueda vivir con tranquilidad y en paz. También quiero aclarar algo que digo siempre, es muy injusto cuando se habla de terroristas, decir “terrorismo islámico atacó…”, no! no son terroristas islámicos, son simples asesinos que necesitan ampararse en una religión para intentar justificar su barbarie. Esos terroristas nada tienen que ver con el islam, el islam es paz, el islam es amor, nada tienen que ver con los pueblos que profesan el islam.

Dicho esto también permíteme cerrar con dos reflexiones, primero, es indispensable que Palestina también forme su propio Estado, la pregunta es si sus líderes realmente lo quieren tener (su pueblo seguro lo quiere); segundo, algo que estoy totalmente convencido que es así,  si queremos mantener en Tierra Santa los lugares de culto, solo de esta manera será posible: solo bajo soberanía israelí se puede garantizar el libre acceso a los lugares de culto de las tres Religiones Monoteístas, ya que en manos de terroristas eso será imposible.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *