18 de Mayo 2020

Desconfinamiento en Marruecos: ¿cómo contener la tasa de contagio? La opinión de los expertos

Con el enfoque de un probable desconfinamiento progresivo, Marruecos está a punto de dar este paso prudente y crucial para evitar un nuevo brote de contagios que arriesgue el sistema hospitalario, y que podría conducir a una re-confinamiento que corre el riesgo, por rebote, de estrangular la economía nacional. 

Para comprender los diferentes aspectos de un retorno a la vida sano y seguro, la MAP se dirigió a dos expertos para que presentaran sus opiniones: Abderrahmane Benmamoun, experto en salud pública y consultor de la OMS, y Mohamed Amine Berraho, médico epidemiólogo y profesor de epidemiología clínica. Velocidad de contagio actual en Marruecos (tasa R0) Actualmente, estamos en "una meseta con una curva epidémica dentada", explica Berraho, señalando que las medidas de confinamiento y barrera en Marruecos han reducido significativamente el riesgo entre la población confinada. 

El número de casos nuevos varía de un día para otro y entre alza y baja. Esto se relaciona principalmente con el tamaño de los brotes. "La evolución de la epidemia depende en gran medida del control de estos brotes", precisa. La situación epidemiológica en Marruecos es "atípica", ¿se debe al confinamiento u otros factores de protección que aún se desconocen? Pregunta, por su parte, Benmamoun. En cuanto a las cifras, Marruecos se encuentra en una etapa ideal, con una tasa de mortalidad "muy baja", añade, reafirmando que el confinamiento desempeña un papel fundamental. 

Para la aplicación de un desconfinamiento seguro Benmamoun cree que el desconfinamiento es un "paso muy difícil de dar" pero existe una voluntad de paso seguro que debe llevarse a cabo de manera "muy gradual", porque "el más mínimo error puede relanzar la epidemia". El virus seguirá circulando fuera del confinamiento con diferentes niveles en diferentes regiones, dijo Berrahou. Por consiguiente, la salida del confinamiento debe "formar parte de la estrategia de control de la epidemia que se ha adoptado hasta ahora". Mantener una tasa de contagio baja durante el desconfinamiento 

Según Berrahou, es imperativo: 

 - Limitar la aparición de nuevas infecciones y nuevos brotes, 

 - Evitar la propagación comunitaria del virus en regiones con casos esporádicos y/o pequeños brotes, 

- Evitar la reintroducción del virus en las regiones con erradicación del virus, controlando la movilidad entre las diferentes regiones. 

 Para lograr estos objetivos, Berrahou cree que la estrategia de desconfinamiento debe basarse en : 

- una identificación de los casos probables para un diagnóstico temprano, 

- la aplicación de medidas de aislamiento, 

- medidas sistemáticas para reducir los riesgos de transmisión, incluido el uso de mascarillas y el mantenimiento de la higiene y el distanciamiento social, 

- medidas específicas para controlar la epidemia por subpoblaciones, teniendo en cuenta la edad y la presencia de comorbilidades ; 

- la conciencia pública para responder eficazmente a todas estas medidas. 

 Gestionar la vuelta al trabajo 

Para Benmamoun, las personas en riesgo deben "permanecer confinadas" porque el virus está siempre presente. Se pueden reanudar las actividades esenciales, pero las concentraciones y los lugares concurridos deben permanecer cerrados, especialmente los cafés y restaurantes. El uso de mascarillas y el distanciamiento social deberán mantenerse y hacerse obligatorios, precisa Benmamoun. 

La reanudación de las clases 

Los datos disponibles hasta la fecha indican que los niños y los adultos jóvenes tienen menos probabilidades de resultar gravemente afectados, pero todavía pueden producirse casos graves en esos grupos de edad, según la OMS en su sitio web. 

Transporte público (autobuses y taxis) 

El uso de mascarillas y medidas preventivas, incluyendo la desinfección y el distanciamiento, deben aplicarse al transporte público, subraya Benmamoun. 

 ¿Existe el riesgo de una segunda ola de contaminación? 

Si el virus es estacional, puede reanudarse cuando la temperatura descienda, pero en esta etapa no se puede confirmar la estacionalidad del covid-19, indica el experto. Por su parte, Dr Berrahou señala que "el riesgo de nuevas olas es muy probable. 

En efecto, dada la velocidad de transmisión del virus y la existencia de formas asintomáticas, la falta de respeto a los gestos de barrera es suficiente para reiniciar la epidemia y provocar otras olas, precisa. ¿Puede un confinamiento mal gestionado conducir a un nuevo confinamiento? 

El desconfinamiento no significa un levantamiento total y brutal de las medidas de control establecidas hasta ahora, insiste Berrahou. Estas medidas deben mantenerse a " a un alto nivel porque una salida repentina y mal preparada del confinamiento podría muy bien reavivar la epidemia y conducir a una segunda ola", señala. Por su parte, Dr Benmamoun afirma que el desconfinamiento tendrá que ser gradual y controlado, con la obligación de respetar las medidas de higiene y el uso de mascarillas.