20 de Mayo: Día Mundial de las Abejas, una celebración con sello esloveno

En 2014, la Asociación de Apicultores de Eslovenia propuso que el 20 de mayo sea declarado “Día Mundial de las Abejas”. La iniciativa fue gratamente recibida y apoyada por el Gobierno de la República de Eslovenia, así como también por Apimondia, la mayor organización apícola internacional. Finalmente, tras más de tres años de esfuerzos, el 20 de diciembre de 2017, la resolución para declarar el Día Mundial de las Abejas fue aprobada por unanimidad por la Asamblea General de la ONU en Nueva York, quedando así establecido el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas. Esta moción fue apoyada por todos los países miembros de la ONU, de los cuales, a su vez, 115 también se unieron en carácter de copatrocinadores, incluidos los países como Argentina, Australia, Brasil, India, Canadá, Chile, China, Rusia, EE.UU. y todos los países de la Unión Europea.

Esta fecha, en la que se conmemora el nacimiento en 1734 del gran apicultor, Anton Janša, quien a su vez fuera el primer apicultor en la corte de María Teresa, emperatriz de Habsburgo, es un día enfocado en crear conciencia sobre las abejas y otros polinizadores como las mariposas y los colibríes, cuya supervivencia se encuentra bajo constante amenaza. La polinización es un proceso indispensable para la existencia de los ecosistemas y por eso se lo debe proteger.

Día Mundial de las Abejas
El 20 de mayo se conmemora el nacimiento, en 1734, del gran apicultor, Anton Janša.

Este año, para celebrar del Día Mundial de las Abejas, la Embajada de la República de Eslovenia en Buenos Aires ha llevado y seguirá llevando a cabo diversos eventos e iniciativas. En primer lugar, la Embajada montó un típico colmenar esloveno en el parque de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, que, sin duda alguna, será una herramienta de aprendizaje y capacitación para las nuevas generaciones. Asimismo, y con el fin de facilitar la labor de los polinizadores, la Embajada invitará a sus colegas y allegados a crear espacios seguros para las abejas en los balcones de Buenos Aires. Para eso regalará semillas de plantas melíferas y macetas, junto con las instrucciones para plantarlas, y así, no solo alegrar los balcones de la ciudad, sino también contribuir a la protección de estos insectos.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *