Diario de viaje por el país de fuego

Por Julieta Ugarteche y Hugo Ugarteche, Directores Ejecutivos de Terrena Minar

Al comenzar con un grupo de amigos nuestro viaje por Azerbaiyán, más allá de contar con cierta planificación del itinerario, habíamos decidido entregarnos, no a la buena de Dios sino a “la buena de Azerbaiyán”, es decir, decidimos dejarnos sorprender por un hermoso país que siempre nos regala nuevas y magníficas cosas por conocer, con sus múltiples manifestaciones culturales y naturales; y con la inestimable amabilidad de su gente.

Bakú, Azerbaiyán
Calles adoquinadas de la ciudad antigua, en Bakú.

El diario de viaje lo empezamos a escribir en Bakú

Independientemente de la inmensidad por la arquitectura moderna imponente de Bakú, capital de Azerbaiyán, ansiosos nos fuimos a caminar por las calles adoquinadas de la ciudad antigua, de la Ciudad Vieja, que como un imán nos sostenía durante un buen tiempo en esa ciudad amurallada y fortificada que guarda entre sus muros la antigua historia de la tierra azerbaiyana. Entre antiguos monumentos, joyas arquitectónicas, mezquitas, torres, baños persas, edificios, fondas y huellas de tantas culturas, entendimos por qué la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a “la Ciudad Amurallada de Bakú, al Palacio de los Sahs de Shirvan, a la Torre de la Doncella y al Paisaje Cultural de Arte Rupestre de Gobustán”.

Centro Heydar Aliyev, en Azerbaiyán
El imponente Centro Heydar Aliyev, en Azerbaiyán.

Parque Nacional de Gobustán

A unos 64 kilómetros al suroeste del centro de Bakú, llegamos a uno de los lugares naturales más fantásticos de Azerbaiyán, el Parque Nacional de Gobustán, que fue declarado como tal en el año de 1966, con el objeto de conservar las tallas antiguas, los increíbles volcanes de lodo y las piedras de gas en la región. Todo el paisaje de ese lugar está lleno de arte rupestre: tallas y petroglifos que muestran imágenes de la vida prehistórica en el Cáucaso. Hombres cazando antílopes, viajando en botes de juncos y mujeres bailando sus danzas rituales, caravanas de camellos, guerreros con lanzas, son algunas de las representaciones que pueden observarse en las cuevas de los primeros habitantes de la zona. Otro de los atractivos fundamentales de este parque son los volcanes de lodo: aproximadamente 300 de los 700 volcanes de lodo que existen en el mundo, están en Gobustán; que se forman debido a las emanaciones de gas y lodo procedentes de los depósitos de petróleo que se encuentran a poca profundidad; lo cual produce habitualmente piscinas de lodo. Actualmente, la más espectacular es la de Lökbatan. Si te animas, podrías incluso cubrirte de este lodo, del que se dice que tiene propiedades medicinales, y también podrías bañarte en el cráter de Firuz, es el más conocido para esta actividad habitual entre los turistas.

El Palacio de los Kanes de Shaki, en Azerbaiyán
El Palacio de los Kanes de Shaki, en Azerbaiyán.

Yanar Dag: La montaña de fuego

Pero el lodo también puede ser fuego. Cómo… porque aparte de las lagunas o piscinas formadas principalmente por la arcilla hidratada… el gas pasa a través de las piedras porosas y arenillas, y al entrar en contacto con el oxígeno, sin necesidad de encenderlo, se enciende… como en “Yanar Dag” que significa quemar la ladera de la montaña; y aunque haya viento intenso o llueva, las llamas permanecen plenamente encendidas, dotando a todo el lugar –sobre todo en el anochecer– de un atractivo único que acerca a los turistas de todo el mundo, y que ha hecho que toda esta comarca sea declarada Área protegida por el Estado y por el Instituto de Arqueología y Etnografía de la Academia Nacional de Ciencias de Azerbaiyán.

Mezquita Bibi Heybat, en Azerbaiyán
Mezquita Bibi Heybat, en Azerbaiyán.

El famoso mercader, explorador y viajero veneciano Marco Polo, ya escribió en el siglo XII sobre este fenómeno natural milenario, lo mismo que el no menos famoso escritor Alejandro Dumas, al igual los comerciantes de la “Ruta de la Seda” quienes también traían habituales noticias de las llamas eternas… que dieron lugar a que Azerbaiyán sea considerada como “La Tierra del Fuego”.

Tiempo de almorzar y paladear la comida de Azerbaiyán

Al igual que con la cultura azerbaiyana, la comida está influenciada en gran medida por los turcos, rusos y asiáticos. La carne y arroz son populares y las especias se utilizan comúnmente para crear sabores ricos e intensos. La cocina azerbaiyana es abundante y las porciones son generosas. El clima favorable del país también significa que los productos frescos están disponibles durante la mayor parte del año. Por la época en la que fuimos era muy habitual que los lugares que nos recibían incluyeran al cordero en sus platos principales. Y mucho té. Un plato popular en Azerbaiyán es plov, un plato de arroz aromatizado con azafrán y enriquecido con relleno de carne o verduras. Los kebabs y shashlik, brochetas de carne, también son platos populares; y aunque la mayoría de la población es musulmana, el alcohol está ampliamente disponible y se consume fácilmente en Azerbaiyán.

gastronomía de Azerbaiyán
La cocina azerbaiyana es abundante y las porciones, muy generosas.

El pan o chorek como se le conoce en azerbaiyano es una parte integral de la mesa azerbaiyana. Cuando te sientas a comer en Azerbaiyán, la comida siempre va acompañada de pan, que es considerado sagrado y donde tirarlo es un acto insultante. En algunos lugares de Azerbaiyán, es una antigua tradición cocinar pan en tandir (horno tradicional). El pan horneado en tandir tiene su propio sabor, su olor particular; y cualquiera que pase por el barrio de la panadería que lo está horneando, podrá sentir su increíble aroma. Tradicionalmente el primer pan de tandir se entrega a los niños y al huésped de la casa, quienes traen bendiciones y prosperidad al hogar.

La ceremonia del té en Azerbaiyán
La ceremonia del té en Azerbaiyán.

Muchas gracias Pueblo de Azerbaiyán

Con muchísimo material acumulado para seguir desarrollando en estas páginas, estamos muy agradecidos a Ulka, nuestra guía local, por abrirnos las puertas de su país y acompañarnos a descubrirlo; y celebramos nuestro trabajo realizado con la embajada de Azerbaiyán en Argentina, con Imagen Diplomática y Terrena Minar para promocionar Azerbaiyán como destino turístico.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *