7 de Julio 2020

“La India aspira a salir de la crisis con una mayor autosuficiencia”

Entrevistamos a Dinesh Bhatia, Embajador de la República India en Argentina. Conversamos sobre la situación mundial actual, el coronavirus, y qué medidas toman los gobiernos para disminuir el contagio. Además nos contó su visión de la nueva normalidad post- pandemia, su visión de la economía y del nuevo posicionamiento mundial. A continuación, la entrevista completa.

Sabemos que es difícil permanecer en esta difícil situación lejos de su país. ¿Qué ha aprendido durante esta cuarentena en Argentina? 

- Permítanme comenzar diciendo que esta cuarentena es excepcional y más aún porque no es solo en un país. He visto en mi vida períodos cortos de toque de queda y de cuarentena en otros lugares, pero tuvieron que ver principalmente con cuestiones relacionadas a la ley y el orden.

Argentina e India anunciaron la cuarentena o el cierre total en marzo de 2020 lo que significó un cambio para todos, en especial para aquellos cuyos trabajos implican reunirse con gente. Si bien nos tomó unos pocos días entender la situación, pronto comenzamos a tener una "vida digital" con seminarios web y reuniones virtuales a través de una gran cantidad de plataformas. En la práctica, nosotros continuamos con nuestro trabajo sin muchas interrupciones.

Logré mantener videoconferencias periódicas con miembros de la colectividad india, así como con las comunidades empresariales en Argentina, Uruguay y Paraguay. La cuarentena no nos impidió emprender la repatriación de indios varados en Argentina y Paraguay. Tanto es así que estamos organizando un evento en línea para las celebraciones del Día Internacional del Yoga este año. Ya hemos lanzado un nuevo sitio web específicamente para este propósito (www.diadelyoga.com.ar), con clases de yoga gratuitas, información sobre Ayurveda y clases de cocina todos los días durante 4-5 horas del 13 al 21 de junio.

Supongo que esta será nuestra vida básicamente hasta que regresemos a una "nueva normalidad". Una desventaja es que ahora estamos trabajando 24x7. 


Teniendo en cuenta que, tanto en su cultura como en la nuestra, es realmente difícil mantener la distancia social y cambiar nuestras rutinas diarias durante esta pandemia, ¿qué piensa sobre el cumplimiento de estas nuevas indicaciones? 

No importa la típica naturaleza social dinámica de los indios y de los argentinos, el COVID trajo aparejado un cambio en nuestros estilos de vida. Hay una comprensión completa de que nadie es inmune al virus y de que el virus está aquí para quedarse por un tiempo. Por lo tanto, nuestros pueblos en ambos países parecen haberse adaptado bien a las normas de distanciamiento social. Junto con el distanciamiento social y las normas de aislamiento, también se respeta el uso del tapabocas o barbijo que cubra la cara y la nariz en público.

Tanto India como Argentina han marcado las zonas del país donde hay más incidencia de casos infectados. En la India, las zonas se han calificado en función del número y concentración de infecciones. Por lo tanto, las restricciones y las medidas de relajación son específicas de cada una de estas zonas y provincias.

Los gobiernos también apuntan a encontrar el equilibrio entre la reducción de riesgos para los sectores más vulnerables de la población y la reactivación de la economía. Me gustaría agregar que el cumplimiento de la cuarentena y el acatamiento de las medidas de bloqueo impuestas en la India ha sido bastante alto, como demuestra el hecho de que la tasa de duplicación de la infección ha sido constante, incluso cuando las restricciones se están levantando gradualmente. Esto, junto con la baja tasa de mortalidad por COVID-19, indica que tanto la cuarentena como las estrategias de relajación han funcionado bien en India hasta ahora. 


El Gobierno de Kerala fue el primero en hablar de la salud mental en la cuarentena, la violencia doméstica y el alcoholismo. ¿Cómo afectará esto a los indios en el futuro? 

Varias provincias de la India han presentado sus propias estrategias para hacer frente a la pandemia, además de las pautas del gobierno federal. Los problemas relacionados con la salud mental producto de la cuarentena fueron abordados en una fase temprana por el propio Primer Ministro, el Sr. Narendra Modi. Uttar Pradesh, la provincia más poblada de India, con una población casi similar a la de Brasil, Kerala, y varias provincias de la India han logrado contener la propagación de las infecciones por COVID-19.

De hecho, en conversaciones con varios jefes de estado, incluido el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el primer ministro Modi había mencionado las ventajas de la práctica del yoga y el ayurveda durante la pandemia para mantener el bienestar físico y mental. Vale la pena mencionar que varias agencias de implementación también se han encargado de innovar y utilizar la tecnología para garantizar que el aislamiento forzado no conduzca a un aumento en los casos de violencia doméstica. La Comisión Nacional para la Mujer, por ejemplo, se ha alejado de su sistema de línea de ayuda por línea fija para comunicarse a través de WhatsApp. A nivel provincial, se ha eximido de la cuarentena a los trabajadores relacionados al ámbito del bienestar de la mujer para que puedan continuar ofreciendo asesoramiento y acompañando a las víctimas. 


Como la mayoría de los indios son hindúes, ¿cuál cree que es el pensamiento colectivo sobre el coronavirus? 

El primer ministro Narendra Modi resumió el sentimiento popular cuando mencionó el universalismo en una de sus conversaciones con el pueblo de la India. En su tweet, dijo: “El virus no distingue raza, religión, color, casta, credo, idioma ni frontera antes de atacar. Nuestra respuesta y conducta a partir de entonces debe ser dar prioridad a la unidad y a la hermandad. Estamos juntos en esto." De hecho, todos los lugares de culto han estado abiertos al público en general desde el 8 de junio, después de haber tomado todas las precauciones con respecto al distanciamiento social. 


Muchos expertos están hablando de "la nueva normalidad" ¿cómo será "la nueva India"? 

Toda crisis genera también una oportunidad. El primer ministro Modi ha reiterado su llamado a aprovechar la crisis actual para hacer que la India sea autosuficiente (Atmanirbhar Bharat o Self Reliant India) y para establecer una cadena de suministro nacional competitiva a nivel mundial. La autosuficiencia no significa aislarse o separarse del resto del mundo, sino descentralizar y minimizar la dependencia de importación de la India de otros países; robustecer el sector de la fabricación local, especialmente a las pequeñas y medianas empresas; y alentar la investigación local. Como parte del paquete Atmanirbhar Bharat, se tomaron numerosas decisiones gubernamentales, tales como el cambio en la definición de MIPYMES (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas), la relajación de las normas de préstamos para impulsar la inversión, el aumento en el alcance de la participación privada en numerosos sectores, aumentando la IED en el sector de defensa. Estas medidas tienen resonancia en numerosos sectores, incluido el de la energía solar y renovable. Esta es la nueva normalidad a la que aspira India. 


¿Qué opina de las estrategias de Argentina, Paraguay y Uruguay para enfrentar el COVID-19? 

Teniendo en cuenta el inicio de la pandemia, Argentina, Paraguay y Uruguay actuaron con rapidez y, acto seguido, implementaron las medidas preventivas necesarias, que incluyó la suspensión de vuelos, el cierre de fronteras, la restricción a la entrada de extranjeros, la declaración de la emergencia sanitaria, la creación de instalaciones sanitarias especiales, entre otras.

Con respecto a los bloqueos, los tres países adoptaron estrategias diferentes de acuerdo con las condiciones locales específicas. Sus estrategias funcionaron. Argentina, la más poblada de las tres, adoptó la forma más estricta de cuarentena. Sin embargo, el gobierno de Argentina está constantemente evaluando y abriendo gradualmente varios sectores de la economía. Paraguay comenzó con una cuarentena parcial, luego la convirtió en una cuarentena completa y luego comenzó a relajarla de manera gradual. Uruguay, que de los tres es el más pequeño en extensión y población, nunca implementó una cuarentena obligatoria, pero aconsejó el distanciamiento social voluntario y otras medidas para controlar la propagación del virus. Por lo tanto, las actividades económicas nunca se detuvieron en Uruguay. 

Los esfuerzos para controlar la propagación del virus en Argentina, Uruguay y Paraguay han sido loables y los resultados son evidentes. 


¿Cómo cree que la crisis económica global del COVID-19 impactará en las negociaciones del Acuerdo Preferencial de Comercio India-Mercosur? 

La India fue el primer país con el que el MERCOSUR firmó un Acuerdo Comercial Preferencial (APC). El APC se concertó el 25 de enero de 2004 y entró en vigor el 1º de junio de 2009. Durante el decenio en que el APC ha estado en vigor, el comercio de la India con los países del MERCOSUR se ha duplicado con creces, aunque el APC no ha contribuido eficazmente a ese aumento. El Acuerdo se limita a unas pocas líneas arancelarias y, dado el tamaño de las economías de ambas partes, no refleja el verdadero potencial de comercio entre ellas. Por lo tanto, ambas partes han estado negociando una propuesta de mejora del ATP. 

Es comprensible que, a raíz de las repercusiones económicas provocadas por la crisis de COVID-19, algunos países del bloque puedan estar preocupados por sus economías internas y por el impacto de los acuerdos comerciales en ellos. En el caso del Acuerdo entre la India y el MERCOSUR, es importante señalar que hay varias complementariedades en el comercio bilateral y que las negociaciones tienen por objeto aprovecharlas. Cualquier mejora del APC se basará seguramente en la doctrina del beneficio mutuo.  


A medida que el número de casos aumentó, ¿cuáles cree que han sido las decisiones más importantes que su gobierno tomó para detener la propagación del coronavirus? 

El Gobierno de la India entró rápidamente en acción tras el inicio de la pandemia COVID-19 en el país. Incluso cuando los casos iniciales se estaban confirmando y no se registraban muertes por COVID-19, el Gobierno había puesto en marcha medidas preventivas de manera proactiva, incluida la detección minuciosa de los viajeros internacionales que llegaban al país. A medida que los casos comenzaron a aumentar, se aplicaron medidas adicionales, como la suspensión de los vuelos procedentes de las zonas calientes de la pandemia, el aumento de la infraestructura de salud pública y, finalmente, una cuarentena total anunciada el 23 de marzo, que se amplió en múltiples ocasiones, con grados de relajación en cada fase posterior. Una estrategia que demostró ser sumamente eficaz para introducir las medidas de relajación en India fue la de codificar las zonas afectadas por colores: el rojo, el naranja y el verde, de ese modo se alivió a los ciudadanos en las fases sucesivas.

Las medidas relacionadas con la salud pública adoptadas hasta ahora para la contención de la pandemia en la India han sido de unos 150 millones de rupias. Esto incluye alrededor de 37.500 millones de rupias destinadas a artículos esenciales, 5.500 millones de rupias para laboratorios y equipos de prueba y una cobertura de seguro de 5 millones de rupias por persona para los profesionales de la salud.   


¿Es fácil para las empresas indias implementar el trabajo desde casa? ¿Cómo afecta a la productividad de las empresas?

La India ha sido una superpotencia de la tecnología de la información desde hace algún tiempo. Y el floreciente segmento de nuestros jóvenes y talentosos profesionales de IT ha creado una verdadera cultura de la tecnología de la información en el país que se ha filtrado progresivamente en nuestro estilo de vida. Al mismo tiempo, el enfoque de los programas del gobierno nacional y de los estatales en las últimas décadas ha asegurado que la telefonía móvil e Internet lleguen hoy a las zonas más remotas de la India. Con este telón de fondo, no debe sorprender que la mayoría de las empresas indias hayan podido adaptarse rápidamente a la modalidad de operaciones remotas y teletrabajo. Por otra parte, los sectores de la economía que, por su propia naturaleza, no pueden convertirse a esta modalidad recibieron el apoyo del Gobierno para continuar en diferentes formatos que redujeron el riesgo de propagación de la pandemia.

La productividad de la mayoría de las empresas, ya sea en la India o en otras partes del mundo, se verá afectada a corto o mediano plazo. Si bien en algunos casos puede ser adversa, para algunos parece que mejoraría.  


Se han hecho varias proyecciones sobre la contracción de la economía india este año. ¿Cuál cree que es el principal punto a tener en cuenta para la economía del próximo año? 

El Gobierno de la India ha iniciado reformas presupuestadas por aproximadamente 20 billones de rupias indias (alrededor de 265.000 millones de dólares estadounidenses), es decir, alrededor del 10% del PIB de la India, para hacer frente a los desafíos económicos que se han producido debido a la pandemia. Uno de los principales objetivos del conjunto de reformas es fortalecer las industrias de artesanías y las pequeñas y medianas empresas que dan empleo a millones de indios, que son la base de una economía de consumo. Las reformas se centran en sectores clave como la agricultura, la salud, la educación y la inversión extranjera directa. Por una parte, tienen por objeto potenciar a los trabajadores y agricultores, que han estado trabajando incluso en medio de la crisis de COVID-19, y por otra, crear mejores oportunidades para los comerciantes e inversores extranjeros. Se espera que el conjunto de medidas contribuya a mejorar la fortaleza económica de la vasta clase media de la India y que también impulse el liderazgo socioeconómico mundial facilitando los negocios y la creación de empresas emergentes. Es gracias a estas medidas oportunas que se prevé que la India se convierta en una excepción mientras el mundo entra en una recesión económica debido a la pandemia. 


¿Cree que esta situación de pandemia está ayudando a establecer nuevas posiciones para aprovechar las oportunidades en el sistema mundial? 

No hay duda de que las generaciones futuras verán en el COVID-19 un momento decisivo en la historia del mundo contemporáneo. Cuando salgamos de esta pandemia, saldremos a un mundo completamente diferente. La suma total de las estrategias implementadas por todos los países para enfrentar la crisis será lo que decidirá los contornos de ese nuevo mundo. Espero sinceramente que la cooperación, y no la competencia, sea el espíritu subyacente de las relaciones internacionales después del COVID. 

La India aspira a salir de la crisis con una mayor autosuficiencia. Sin embargo, como ha señalado el Primer Ministro Modi, nuestro país no aboga por acuerdos auto centrados cuando de autosuficiencia se trata. La autosuficiencia de la India está arraigada en la felicidad, la cooperación y la paz del mundo.

Es con este espíritu que, incluso en plena lucha contra la pandemia, la India está colaborando a nivel mundial con vacunas, terapia con plasma, terapia farmacológica e intercambio de información para combatir el COVID-19. Tomamos la iniciativa de crear un fondo COVID-19 de la SAARC y hemos suministrado medicamentos esenciales en tiempos de crisis médica a más de 123 países, incluyendo a Argentina, Uruguay y Paraguay.

El principio rector de las relaciones internacionales de la India ha sido y seguirá siendo "Vasudhaiv Kutumbakam" ("El mundo es una familia") después de COVID.