19 de noviembre 2020

LA ONU LIBERÓ 100 MILLONES DE DÓLARES EN FONDOS DE EMERGENCIA

Dos semanas después de que la FAO anunciara que la inseguridad alimentaria está aumentando en el mundo, la agencia humanitaria de la ONU decidió liberar 100 millones de dólares entre 7 países para combatir la hambruna.

“Estamos profundamente preocupados por el impacto combinado de varias crisis que están erosionando la capacidad de las personas para producir y acceder a los alimentos, dejándolas cada vez más expuestas al riesgo del hambre más extrema” fueron las palabras de Dominique Burgeon, director de Emergencias y Resiliencia de la FAO. 

Esto se debe a que el Covid-19, la crisis económica, la crisis climática y el contexto de cada país llevó a un aumento de la inseguridad alimentaria en el mundo. En concreto, 16 países están en alto riesgo de sufrir hambre más aguda. 

La agencia humanitaria de la ONU decidió dar una respuesta a esta situación compleja otorgando 100 millones de dólares en fondos de emergencia para 7 países ubicados en África y Medio Oriente. El reparto será de 80 millones entre: Afganistán (15 millones), Burkina Faso (6 millones), República Democrática del Congo (7 millones), Nigeria (15 millones), Sudán del Sur (7 millones) y Yemen (30 millones) mientras que los 20 millones restantes se destinarán a Etiopia, donde, desde hace unas semanas, comenzó un conflicto entre el TPLF y el gobierno.

El anuncio de la financiación se dio a través de un comunicado que expresaba su preocupación por la situación que viven algunas naciones: “Sin acciones inmediatas, el hambre podría ser una realidad en los próximos meses en partes de Burkina Faso, en el noreste de Nigeria, en Sudán del Sur y en Yemen. Esta sería la primera vez desde 2017 que se declara una hambruna en partes de Sudán del Sur". A su vez, detallo que el dinero se utilizará para los más vulnerables, especialmente a las mujeres, a las niñas y a las personas con discapacidad.

El Jefe Humanitario de la ONU, Mark Lowcock, por su parte, expresó que retornar a un escenario de hambre extrema sería “obsceno en un mundo donde hay comida más que suficiente para todos”, sumado a que "nadie debería considerar la hambruna como un efecto secundario inevitable de esta pandemia. Si eso está sucediendo es porque el mundo ha permitido que suceda. La hambruna puede prevenirse. Pero debemos actuar a tiempo para hacer la diferencia ".

Sin embargo, también especificó que: “Esto no es suficiente dinero para lidiar con la situación actual, pero lo que estamos tratando de hacer es enviar una señal al mundo de que, si no tenemos cuidado, dentro de un año nos preguntaremos por qué no lo hicimos”. Con esto hace referencia a la reticencia de ciertos países de brindar ayuda humanitaria, en palabras de Mark Lowcock: “esperamos que los principales financistas humanitarios - Estados Unidos, Alemania, la Comisión Europea y el Reino Unido - den un paso al frente. En general, para este año en acción humanitaria necesitamos 20.000 millones de dólares. Para julio, solo teníamos $ 3 mil millones”.

Read more ...