2 de Junio 2020

Nuevos rumbos

Hoy nos conmueve tener que despedir a una amiga de Imagen Diplomática y del ambiente diplomático de la Argentina. Cecilia Isabel Mertens vuelve a Alemania para continuar su rumbo. 

Cecilia, esposa del Embajador de Alemania, Jürgen Christian Michael Mertens, ha dejado huellas entre la comunidad diplomática por su calidad como persona y por sus acciones desinteresadas a la sociedad argentina. 

En su despedida a la distancia, debido a la situación actual por el covid-19, Cecilia saludó a cada una de sus amigas en Argentina. 

Cecilia utilizó una metáfora para entablar ese saludo. Dijo ver a la vida como un viaje, en la que uno va sumando experiencias siguiendo distintas metas. Sin embargo, para viajar se necesita una guía, y esa guía ha sido su religión, su creencia en el camino de la verdad y la vida, quien para ella es Jesucristo. 

Su viaje la ha llevado por nuevos rumbos, diferentes ciudades de todo el mundo, que la han enriquecido en su desarrollo personal. 

Entre alegrías y algunas tristezas, Cecilia afirma haber encontrado personas muy especiales. Y no deja de mencionar a su esposo Jürgen, con quién ha compartido su vocación de diplomático, pero primero vocación de padre y de esposo. 

Cecilia agradece a toda su familia, a Jürgen y a sus hijas Kathy y Cristina, quienes se han ocupado del bienestar de sus padres y de sus trabajos. Sus hijas, su regalo de Dios, la han hecho experimentar la ternura, la alegría y la han hecho ver las cosas bellas de la vida. 

Para finalizar, Cecilia se despide de sus amigas con un agradecimiento por haberla acompañado en este tramo de su vida, y las alienta a seguir haciendo el bien por los demás. 


 



En sus palabras: 

" El pelo se vuelve blanco y los días se convierten en años pero lo importante no cambia. Tu fuerza y tu convicción no tiene edad.  Atrás de cada línea de llegada hay otra hay otra de partida. Detrás de cada logro hay otro desafío. Mientras estas viva siéntete viva." 

Las invita a hacerse espejo y sombra: 

"El espejo nunca miente. La sombra nunca se separa. La amistad crece en el tiempo vive en la distancia y permanece en la eternidad". 

Y se despide con un "hasta pronto". 

Cecilia ha desarrollado muchas actividades solidarias en Argentina. Siempre alentando a las esposas y los esposos de Embajadores a acompañarla en cada acción. 

Sus valores, especialmente su afán por ayudar al prójimo, han marcado su rumbo en Buenos Aires. Y seguramente, seguirán marcando su nuevo rumbo. 

Imagen Diplomática agradece especialmente a Cecilia por permitirnos compartir las actividades que ha llevado a cabo y por abrirnos las puertas siempre.